Dieta para bajar la presión arterial

La presión arterial que no está bien controlada aumenta el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca. Cuando la presión es demasiado alta, el corazón tiene que hacer un mayor esfuerzo para bombear y mantener la circulación sanguínea. El estrechamiento y el bloqueo de los vasos sanguíneos causados por la presión arterial alta aumenta el riesgo de desarrollar una insuficiencia cardíaca. Las arterias estrechadas son menos elásticas y dificultan la circulación de la sangre por el organismo.

El tratamiento incluye modificaciones en el estilo de vida, así como realizar dieta para bajar la presión arterial y tomar medicamentos. Ambos se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca. Las modificaciones del estilo de vida implican una restricción de sodio en la dieta (sal), actividad física regular, dejar de fumar, etc.

La presión arterial y la dieta

La presión arterial elevada de los vasos sanguíneos se conoce como hipertensión. La hipertensión no controlada aumenta el riesgo de desarrollar una insuficiencia cardíaca (IC) de dos formas.

Provoca estrechamiento, constricción y aumento de la resistencia en los vasos sanguíneos, incluidos los que irrigan el corazón, lo que lleva a una reducción del flujo al músculo cardíaco que puede debilitar o causar lesiones en el corazón.

Se suma a la carga de trabajo de su corazón. Cuando la presión es demasiado alta, el corazón debe hacer un mayor esfuerzo para bombear y mantener la circulación sanguínea. Para hacer frente al aumento de la presión, el músculo cardíaco se engrosará y se hará más grande como forma de compensación. Sin embargo, implementar una dieta balanceada y equilibrada más un tratamiento del médico ayudará a controlar este problema que perjudica de cierta manera al corazón. 

La presión arterial y la dieta

Dieta DASH

La dieta baja en sal de los enfoques dietéticos para detener la presión alta (Dietary Approaches to Stop Hypertension, DASH) ha demostrado que ayuda a bajar la presión arterial. Sus efectos sobre la presión arterial algunas veces se ven al cabo de unas cuantas semanas.

Esta dieta es rica en nutrientes importantes y fibra. También incluye alimentos que son más ricos en potasio, calcio y magnesio, y más baja en sodio (sal) que la dieta estadounidense típica.

La dieta DASH consiste en:

  • Reducir el sodio a no más de 2,300 mg por día (consumir solo 1,500 mg por día es una meta aún mejor).
  • Reducir la grasa saturada a no más del 6% y la grasa total a 27% de las calorías diarias. Los productos lácteos bajos en grasa parecen ser especialmente benéficos para bajar la presión arterial sistólica.
  • Al escoger las grasas, seleccione aceites monoinsaturados, como los aceites de oliva y canola.
  • Preferir los granos integrales a los productos de harina blanca o pasta.
  • Escoger frutas y verduras frescas todos los días. Muchos de estos alimentos son ricos en potasio, fibra o ambos.
  • Comer nueces, semillas o legumbres (frijoles o guisantes) diariamente.
  • Escoger cantidades modestas de proteína (no más de 18% de las calorías diarias totales). El pescado, la carne de aves sin piel y los productos de soja (soya) son las mejores fuentes de proteína.
Dieta DASH

Alimentación saludable para el corazón

Para una alimentación saludable para el corazón es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Lea las etiquetas de los alimentos y preste atención especial al nivel de grasa saturada.
  • Evite o reduzca los alimentos que sean ricos en grasa saturada (más de 20% de la grasa total se considera alto). Comer demasiada grasa saturada es uno de los mayores factores de riesgo para la cardiopatía. Los alimentos ricos en este tipo de grasa incluyen: las yemas del huevo, los quesos duros, la leche entera, la crema de leche, el helado, la mantequilla y las carnes grasosas (y porciones grandes de carnes).
  • Escoja alimentos de proteína magra, como soja (soya), pescado, pollo sin piel, carne muy magra y productos lácteos descremados o al 1%.
  • Limite la cantidad de alimentos procesados y fritos que consume.
  • Reduzca la cantidad de productos horneados preparados comercialmente (tales como roscas, galletas dulces y saladas) que consume, ya que pueden contener muchas grasas saturadas.
  • Preste atención a cómo se preparan los alimentos. Las maneras saludables de cocinar pescado, pollo y carnes magras son asar a la parrilla, a las brasas, hervir y hornear. Evite agregar aderezos o salsas ricos en grasa y consuma colágeno hidrolizado Vitagel.

Visita nuestro FanPage: https://www.facebook.com/VitagelPeru 

Alimentación saludable para el corazón

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionados